Vivir lo saludable más allá de una dieta balanceada

Siempre buscamos ser felices y tener una vida llena de alegrías, pero para alcanzar esto la rutina de nuestra vida debe estar alineada a conseguir tal objetivo. 

Lastimosamente, en muchas situaciones de la vida, nuestras responsabilidades (sean académicas o laborales) nos quitan tiempo y nos generan estrés causando que nuestra intención de tener una vida tranquila se desaparezca.

Peor aún, creemos que llevando una dieta balanceada cumplimos con una vida “fit”. Pero todos sabemos que vivir saludable es mucho más que esto. Tampoco se trata de abandonar nuestras obligaciones o renunciar en el trabajo, tan sólo de incluir unos hábitos más a tu rutina.


Como nuestra misión y motivación es que logres llevar una vida saludable, hoy desde NAOX te compartimos 6 hábitos para que cambies tu estilo de vida ya:

#1 Caminar 30 minutos al día

#2 Controlar el estrés

#3 Tener sueño de calidad con la cantidad suficiente

#4 Ejercitar la mente

#5 Reemplazar los hábitos tóxicos

#6 Tener más actividades sociales


Llegó la hora de #VivirLoSaludable


1. Caminar 30 minutos al día.


El primer hábito que presentamos hoy es activar tu cuerpo caminando durante 30 minutos al día. 

Éste hábito te permite quemar las calorías de más, controlar la tensión arterial, eliminar el estrés, mientras te otorga un estado de relajación y satisfacción personal. 

Mejoras para tu vida que crecen entre más repitas el ejercicio.

Los beneficios para tu vida no paran ahí, cuando realizas 30 minutos de caminata durante los 5 días de la semana ayudas a fortalecer tu corazón, de esta manera previenes problemas cardíacos, a la vez ayudas a la formación de glóbulos rojos y blancos, los cuales son un sistema de defensa que ayuda a prevenir infecciones en nuestro organismo.


Caminar 30 minutos al día elimina el estrés, previene enfermedades y otorga un estado de relajación.

De esta sencilla actividad, el cuerpo humano se nutre de muchos frutos. Es fácil de incorporar a la vida diaria y la más recomendada.


2. Controla el estrés.


Es momento de entender qué es el estrés y cómo este afecta la salud nuestra salud. El estrés es la manera en la que nuestro cuerpo reacciona frente a ciertas situaciones que le generan demanda tanto física como mental. 

Cuando una situación hace que experimentemos frustración o que los nervios bloqueen nuestro actuar, nos encontramos frente a una situación estresante. El estrés afecta nuestra salud, pues genera presión alta, dolores de cabeza, insuficiencia cardíaca, depresión, entre otros.

 

Como nuestras responsabilidades de la vida diaria nos pueden generar estrés, es importante aprender a manejarlo para que este no afecte nuestra salud.

El estrés es una situación que puede estar presente en cualquier momento, pues nuestras responsabilidades pueden generarnos angustia y/o preocupación. 

Es importante que incluyamos en nuestros hábitos métodos para controlar el estrés, no permitiendo que éste se apodere de nuestra salud. 

¿No sabes por dónde empezar? Aquí te presentamos cinco tips comprobados y recomendados por expertos para el manejo del estrés:

     1. Haz ejercicio, esto te ayudará a aliviar las tensiones acumuladas. (Empieza con el hábito #1)

     2. Descansa lo necesario, así tu cuerpo se puede recuperar del día a día.

     3. Lleva buenos hábito alimenticios, para tener un equilibrio de bienestar en tu cuerpo. 

     4. Medita, te sirve para tener un pensamiento guiado y no gastar energías y pensamientos en cosas no productivas.

     5. ¡Diviértete! Tener espacios de esparcimiento te ayudará a despejar la mente y dejar a un lado el estrés.


3. Dormir adecuadamente.


https://lh4.googleusercontent.com/ALkFXv8SStWjNcfuqJjB6oRqEgNiasXbM25V14dA0kRTlWNhE_bjWxCSM8GPtA7AmVagNyBs48E-X4DW-bdANx2ZJg9O-Kz2ZLuFUpI9NsEfCKYU-JrEXRVekptBxi9iCmvwR41cw1w

Cada vez son más las razones por las que posponemos y nos restamos horas de sueño.

Cuando tomamos esa decisión y dormimos menos de 7 horas, nuestro cerebro sufre significativamente: Al no dormir lo suficiente, tendrás un día con torpeza mental, lo que se traduce en más errores al hacer tus tareas cotidianas.

No dormir lo suficiente provoca dolencias que van desde enfermedades cardiovasculares hasta obesidad severa.

Nuestras defensas se bajan y quedamos propensos a contraer algún virus o resfriado.

¡Dormir es una necesidad tan básica como comer, trátala como tal! 

Debes establecer horarios entre 7 a 9 horas diarias de sueño de calidad. Así le darás a tu cuerpo el tiempo suficiente para que reponga energías y componentes que le ayudarán a estar listo para cumplir con todas tus metas.

Una vez logras consolidar las horas de sueño mencionadas, te sentirás descansado y con energía cada día, aprenderás cosas nuevas con facilidad, hacer reflexiones y formar recuerdos será más fácil, y tu cuerpo te lo agradecerá.

Naox te recomienda volver el sueño tu máxima prioridad y así, #VivirLoSaludable.


4. Ejercita tu mente.


Cuando pensamos en entrenar, lo que primero que se viene a nuestra cabeza es la idea de ir a un gimnasio. Correr en una máquina, hacer 50 barras, 100 abdominales y cargar pesas. 


Bajo el principio que el cuerpo humano y las capacidades, cognitivas son moldeables, es importante ejercitar tu mente para así mejorar tus procesos mentales.

Sin embargo, hay otro tipo de entrenamiento que ninguno de nosotros debería fallar.

Se trata del entrenamiento mental. 

Al igual que tu cuerpo, tu mente también necesita ejercitarse, para fortalecerla frente a los retos de cada día. La ayudarás a que no se abrume con el estrés y así pueda desarrollar más habilidades. 

El entrenamiento mental consiste en perfeccionar las capacidades cognitivas. 

Las rutinas de este entrenamiento son muy sencillas, como leer después del trabajo, hacer ejercicio, disfrutar juegos mentales o respirar profundo para activar tu mente. 

La dificultad del entrenamiento depende de qué tanto te quieras exigir, tal como lo es en el entrenamiento corporal. Ejercitar la memoria, salir de la zona de confort con retos intelectuales, vivir en ambientes complejos y desconocidos, aprender idiomas y potenciar la creatividad llevan éste hábito al siguiente nivel. 

Para #VivirLoSaludable fortalece tu mente retándola cada día más.


5. Reemplazar los hábitos tóxicos.


¿Cuántos hábitos tóxicos hay en tu vida cotidiana, que destruyen tu salud sin siquiera darte cuenta?

Llegó la hora de abandonarlos, no más tabaco, exceso de alcohol y desorden alimenticio.

Sabemos que ya lo sabes y aún así no nos cansaremos de repetirlo, el tabaco acaba con tu vida. 

Ataques cardiacos, bronquitis, cáncer de pulmón, entre muchas otras consecuencias fatales para nuestro cuerpo.

¿Cuántos fumadores que no pueden dejar el tabaco tan solo por no poder controlar la ansiedad? El hábito #4 te puede ayudar.

Los daños del alcohol no se quedan atrás. Creemos que son menos graves, pero para nosotros los problemas digestivos, de corazón, complicación de la diabetes, daño en los huesos, complicaciones neurológicas y un sistema inmunitario debilitado son iguales o peores a los causados por el tabaco.

La comida es la fuente de energía que le das a tu cuerpo. No esperes que responda cuando le das la más barata.

Empieza a #VivirLoSaludable identificando cuáles son tus hábitos tóxicos para empezar a reemplazarlos por saludables.


6. ¡Actividades sociales!


¡Porque la soledad no lleva a nada bueno!

A group of people sitting at a table using a computerDescription automatically generated


La sonrisas con tus amigos, los abrazos de tu madre, las cervezas con tus colegas son esenciales para una vida saludable.

El aislamiento social puede llevar a un deterioro gradual e irreversible de las capacidades físicas y mentales, incluso a la incapacidad física y la demencia.

El aspecto social es fundamental para el ser humano, por eso, te recomendamos buscar espacios para hablar con tus amigos, salir a correr con familiares, leer en un parque y demás actividades en las que tu cuerpo disfrute de los espacios abiertos.

¿Cómo transformar tu vida? Empieza con calma, paso a paso.

Empieza a implementar cada uno de estos tips, inicia con el que sea más fácil de implementar en tu rutina, y verás como los otros llegarán por sí solos.

No hay excusas para caminar 30 minutos, dormir una hora más o leer una página antes de dormir. Empieza ya a #VivirLoSaludable y verás cómo tu vida se vuelve cada vez más especial.


¿Qué te parece? ¡Cuéntanos y comparte con tus amigos!